Complementos: La Voz

COMPLEMENTOS es nuestro programa de actividades integradas para personas ciegas o con baja visión. Trabajamos bajo la premisa de generar una experiencia colectiva basada en la complementariedad de percepciones.

En este juego, las preguntas de las personas ciegas les aportan nuevas formas de mirar una obra a las personas que ven, a la vez que las ciegas reciben asistencia visual. Juntas construyen un relato que permite abordar la obra desde múltiples miradas y enriquecer la experiencia.

Trabajamos junto al periodista Gustavo Duarte, quien desde su ceguera compartió su mirada sobre El Grito (instalación sonoro-progresiva), obra de la cineasta Narcisa Hirsch y del artista conceptual Jorge Caterbetti presentada en el Museo de Arte Moderno en el año 2011.

Actividad:

El Grito (instalación sonoro-progresiva) consistía en una cabina de vidrio
blindado donde se invitaba al espectador a gritar, generando una acción
participativa que cuestiona los límites de la voz en el espacio público
y la voz en el espacio privado.

Te invitamos a hacer un intercambio con quienes estén en casa o por
videollamada con amigos u otras personas que extrañes. ¿Qué le contarías
a alguien sobre esta obra? ¿Cómo le describirías esta experiencia
a otra persona?

Algunas preguntas disparadoras para inspirarte:

  • ¿Es como una cabina pública de teléfono?
  • ¿La puerta se abre hacia afuera? ¿Se tira?
  • ¿Tiene sistema antipánico?
  • ¿Se puede apreciar el techo? ¿Es vidriado como las paredes?
  • La experiencia es entrar ahí… y ¿qué haces?
  • ¿Hay público rodeando la cabina?
  • ¿Puedo ser espectador antes de ingresar para asegurarme de que
    no se oiga desde afuera?
  • ¿Cuánto tiempo puedo permanecer en la cabina? ¿Se renovará
    el aire? ¿Cuánto resistimos ahí adentro?
  • ¿El grito me invadirá/aturdirá a mí mismo?
  • ¿La gente tendrá miedo de que la vean gritar?
  • ¿Qué grito? ¿Una vocal? ¿Una onomatopeya? ¿Una palabra?
    ¿Un gol?
  • ¿Cuándo gritamos? ¿Gritamos solos o acompañados?
    ¿En público o privado?
  • ¿Somos tímidos en mostrar nuestra euforia?

El grito