Andrés Aizicovich

En 1952 los hermanos François y Bernard Baschet crearon el Cristal Baschet, un instrumento de enorme peculiaridad visualmente semejante a la cruza entre un xilofón y una antena satelital. El invento se ejecutaba tocando con suavidad delgadas teclas de vidrio que producían más de 100 tonos vibrantes que se amplificaban a través de una pantalla cónica. Con su invento los hermanos buscaban desterrar el dominio del oído en la enseñanza musical y proponían la intervención de sentidos como el tacto y la vista. El Cristal Baschet era un instrumento experimental, una escultura sonora y una herramienta pedagógica. Inspirado en este invento, para su primera gran exposición institucional Andrés Aizicovich construirá en la sala de proyectos especiales de Museo de Arte Moderno un instrumento cuya ejecución, de características grupales, pondrá en juego la experiencia sensible de los visitantes y el estímulo de distintos sentidos del cuerpo. De forma recurrente, en su trabajo, Aizicovich se interesa por el conocimiento producido a través de la ciencia y de la antropología pero también por la narrativa derivada de ellos y los relatos de ciencia ficción. Aborda temáticas como la comunicación, la traducción y la trasmisión de conocimientos a través de códigos culturales, hechos sociales y tradiciones familiares. Sus obras, de gran inventiva, constituyen un conjunto de objetos escultóricos, instalaciones y performances.

Andrés Aizicovich (Buenos Aires, 1985) cursó la Licenciatura en Artes Visuales del I.U.N.A. (Instituto Universitario del Arte) con orientación pintura y el Programa de artistas de la Universidad Torcuato Di Tella en 2012. Desde 2013 es editor del periódico de arte y crítica mensual El Flasherito junto a Leopoldo Estol y Liv Schulman. Realizó muestra individuales y colectivas en galerías y museos, entre ellos el Centro Cultural Recoleta, Ruth Benzacar, Galería Nora Fisch, Palais de Tokyo (París, Francia), Galería Inmigrante, Galerie Papillon (París, Francia) Jardín Oculto, Galería Vasari, Fundación OSDE, Fundación Klemm, SESC Sorocaba, (San Pablo, Brasil), Museo de Arte Moderno de Cuenca (Ecuador), La Zona/The Drawing Center (New York, EE.UU), Museo MUNTREF Hotel de los Inmigrantes. En 2017 obtuvo el premio Braque por el que realiza una residencia de seis meses en la Cité Internationale des arts en París.