Elda Cerrato

La obra de Elda Cerrato atraviesa varias décadas de arte, situada en el contexto latinoamericano, en un vaivén entre Argentina y Venezuela, con viajes motivados siempre por las crisis y las tensiones políticas. Cerrato ha construido un cuerpo de obra que se relaciona a las tendencias más elocuentes del arte latinoamericano desde la pintura informalista hasta el arte conceptual, aunque lo hace desde una singularidad que pone en relación una visión vital que integra el conocimiento científico, las prácticas esotéricas y el compromiso político.

Viéndose en el centro del campo artístico venezolano en los inicios de los años 60, con exposiciones en espacios como el Museo de Bellas Artes de Caracas, por ejemplo, Cerrato torció ligeramente el gesto informalista hacia estudios visuales, cada vez más profundos, sobre los organismos celulares y la biología para alcanzar imágenes que se presentan como cosmovisiones esotéricas. Sin embargo al regresar a la Argentina e insertarse en un circuito de discusión cuyas tensiones derivarían en “Tucumán Arde” (1968), Cerrato se vuelca hacia un renunciamiento de la pintura, acercándose al arte conceptual y al lenguaje visual de los medios masivos de comunicación.

Desde aquel momento se da inicio a la etapa más política de su producción que, salvo excepciones, no abandonaría incluso hasta los inicios del nuevo milenio. Expulsada por la violencia política argentina en 1977, su regreso a Venezuela hará que América Latina y sus habitantes, entendidos desde una perspectiva geopolítica, se tornasen definitivamente en sus principales preocupaciones: mapas, vistas aéreas y fotografías, entre otros elementos, se convierten en la marca de sus obras más emblemáticas. A partir de allí, Cerrato comienza a utilizar sus producciones visuales como modos de comprender todas las complejidades, políticas y culturales, del territorio latinoamericano, ocupando así un lugar central en la deriva histórica del arte argentino de la segunda mitad del siglo XX.

Argentina, nacida en Asti, Italia el 14 de octubre de 1930. Desde 1962, ha participado con pinturas, dibujos, grabados, instalaciones y acciones en más de 150 exposiciones colectivas en Europa, Asia y en América del Norte, Centro y Sur, así como en Bienales y Salones Nacionales de Argentina y Venezuela y en ocho Bienales Internacionales, en alguna de las cuales ha obtenido premios. Ha realizado 21 exposiciones individuales en el país y en el exterior, entre ellas en el Museo de Bellas Artes de Caracas, Museo de las Américas, Washington y en el Museo de Arte Moderno de Buenos Aires. Vivió y trabajó en Caracas por dos largos períodos, el último entre 1977 y 1983. Realizó actividades docentes, académicas y de investigación desde 1960 en Universidades y Escuelas de Arte del país y del exterior, particularmente en la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad de Buenos Aires y en la Escuela de Arte del Departamento de Humanidades de la Universidad Central de Venezuela. Actualmente es profesora Titular Consulta en el Departamento de Artes e investigadora del Instituto de Historia del Arte Argentino y Latinoamericano de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires, y miembro evaluador externo de otras universidades de Argentina y Uruguay. Desde 1964 realiza publicaciones, cortometrajes, audiciones de radio y tiene participación activa en conferencias y congresos del país y del exterior. Actualmente vive en Buenos Aires.