Lea Lublin

El Museo Moderno presentará la primera reconstrucción a gran escala y en nuestro país, de las instalaciones multisensoriales de la artista franco-argentina Lea Lublin. Luego de iniciar su carrera en Buenos Aires, hacia mediados de la década del 60 la producción de Lublin cambia radicalmente al alejarse de la pintura y concentrarse en obras conceptuales y de raíz feminista (como Mon Fils, donde se exhibe a sí misma junto a su hijo dentro de un museo) y en grandes ambientaciones donde lo popular, la tecnología y la semiótica se entrecruzan buscando una nueva forma de participación del público en la obra de arte, tan activa e inmersiva como reflexiva.

Con las reconstrucciones de dos importantes obras como Terranautas (1969), realizada en el Instituto Di Tella de Buenos Aires, y Fluvio Subtunal (1969), en un espacio ad hoc en la provincia de Santa Fé, el Museo Moderno aborda el profundo interés de la artista por acercar el arte y la vida. Son enormes instalaciones de múltiples salas que reflexionaban, a la vez, sobre el lenguaje, el rol social de los museos y las instituciones artísticas, como sobre la cultura popular y el avance de la tecnología. Estas obras marcaron un hito en su vida, porque fueron los últimos trabajos que expuso en el país antes de afincarse definitivamente en París y porque constituyen las producciones más monumentales de su práctica. En las últimas décadas de su carrera, su producción se encuentra signada por el pensamiento feminista, el post-estructuralismo y el psicoanálisis. El gran trabajo de Lublin, escasamente difundido en la Argentina pero presente en grandes colecciones como la del MoMA, Nueva York, o el Centre George Pompidou, París, propone experiencias lúdicas y sensoriales, al mismo tiempo que expone reflexiones teóricas y críticas sobre el rol del arte en la sociedad.

Luego de mudarse a la Argentina durante su infancia, Lea Lublin (Brest, Polonia, 1929 - París, Francia, 1999) comienza su formación en la Academia Nacional de Bellas Artes Prilidiano Pueyrredón, de donde egresa en 1949. En 1964 viaja a París y expone la serie de grandes pinturas Iniciación a la masacre en la galería Lahumière. En los años siguientes, comienza a cuestionar el lenguaje de la pintura e indaga en su condición de signo. Produce obras como Ver Claro, una serie de objetos con imágenes representadas sobre vidrios, dispositivos que largan agua y limpia-parabrisas. Simultáneamente participa en la escena Argentina; en 1966 forma parte de los artistas del Primer Festival Argentino de Formas Contemporáneas, conocido como la “Antibienal”. En 1968 realiza la acción Mon fils en el Salón de Mayo de París. En esta obra clave de su carrera, se exhibe junto a su hijo de seis meses, transformando la sala del museo en un escenario de su maternidad. Ese año continúa indagando el acercamiento de la vida al mundo del arte en obras como Enfrentamientos y disoluciones y Blanco sobre blanco. En 1969 presenta dos ambientaciones paradigmáticas que proponen generar experiencias sensoriales complejas en los espectadores: Terranautas, en el Instituto Di Tella de Buenos Aires, y Fluvio Subtunal (obra que referencia al recién inaugurado Túnel Subfluvial Hernandarias que une las ciudades de Paraná y Santa Fe), realizada en un galpón de la ciudad de Santa Fe con la colaboración del Instituto Di Tella y ALPI, la Asociación de Lucha contra la Parálisis Infantil.
En esta misma línea conceptual, en 1970 participa de la muestra Arte e Ideología, CAyC al Aire Libre, organizada en la Plaza Rubén Darío con la obra Flores de ducha: una serie de ramos de acrílico con los que riega a los visitantes. Al año siguiente, realiza la ambientación Cultura: dentro y fuera del museo, en el Museo Nacional de Bellas Artes de Santiago de Chile, con la que busca dar visibilidad a los discursos que circulan al interior de las instituciones artísticas y los que lo hacen fuera de ellas. Luego de esta experiencia y a partir de 1974 su trabajo se enfoca en torno al análisis de los discursos sobre el arte.
Desde 1977 enseña en la L’U.F.R. d’Arts Plastiques et Sciences de l’Art de la Universidad Paris, Panteón-Sorbona. En estos años recibe la Beca Guggenheim de Nueva York. Entre sus últimas exposiciones y proyectos se encuentran Presente suspendido. Marcel Duchamp á Buenos Aires 1919 – 1991 y Objets perdus/Objets trouvés, realizada en el Centre Régional d'Art Contemporain Hôtel des Arts, Labège-Innopole, Toulouse, y Lugares de la memoria - memoria de los cuerpos (1995) en Le Quartier, Centre d'Art Contemporain en Quimper. Muere en París el 28 de noviembre de 1999.