Lecturas fantásticas - Recreo

Las obras de arte nos abren puertas hacia nuevos mundos y podemos trazar puentes con otras disciplinas y hacia otras historias. Adriana Fernández, especialista en literatura infantil y juvenil, nos recomienda sus relatos favoritos para leer en esta semana de vacaciones y reflexionar sobre las relaciones entre humor, literatura e infancia.

Risa, cuerpo y arte en la infancia
Donde los tropezones son caídas a carcajadas

¿Nos pusimos a pensar alguna vez en cuánta presencia tiene el humor en la literatura infantil? ¿Por qué? ¿Pensamos que hacer reír a un niño es fácil? De ninguna manera.
Pero al parecer es posible que los niños y las niñas sean lectores más desinhibidos, menos atravesados todavía por ciertas contracturas sociales, para quienes la ruptura de los aspectos más mecánicos de la vida social no signifique una amenaza.
Es por eso que, en la literatura infantil, el lenguaje tiene momentos muy maleables y, por ello, imprevisibles: eso provoca la risa.
Y, todavía más, tal vez sea la poesía el ámbito donde esa maleabilidad tenga más lugar en la página. La poesía repite, se da vuelta, se corta, se enrosca y se muestra así, antilenguaje narrativo.

Henri Bergson es tal vez el autor del ensayo más referencial sobre la risa. En ese texto, Bergson dice que la risa es la expresión que se produce cuando se quiebra lo mecánico de la vida humana, que la risa aparece cual explosión cuando algo deja de ser como “debía ser” (nos enfrenta al hecho de que, cuando una persona viene caminando como si tal cosa por la calle y tropieza, eso nos causa gracia). La risa es entonces, además, exposición y subversión también. (Y en ese sentido, ha sido muy temida…)

“La risa no es, pues, una cuestión de estética pura, ya que persigue (de forma inconsciente e incluso inmoral en muchos casos especiales) un objetivo útil de perfeccionamiento general. No obstante, hay algo estético en ella ya que la comicidad nace en el preciso instante en que la sociedad y la persona, liberadas de la preocupación por su conservación, empiezan a tratarse a sí mismas como obras de arte” (H. Bergson)

¿Puede haber un poema más icónico que “El reino del revés” de María Elena Walsh?

Me dijeron que en el Reino del Revés
Nada el pájaro y vuela el pez
Que los gatos no hacen miau y dicen yes
Porque estudian mucho inglés
Vamos a ver cómo es
El Reino del Revés
Vamos a ver cómo es
El Reino del Revés
(Fragmento de “El reino del revés”, de María Elena Wlash)

Algo se quiebra en lo cotidiano, decía Bergson. Como las palabras en este poema de M. E. Walsh

Peligroso es
andar por la ca
la calle del ga
del gato que pes
que pesca y después
se esconde y escapa-pa, pa-pa
Lo ves o no lo ves
al gato que pes
Allí, allí
Sentado en su ventaní
(Fragmento de “La calle del gato que pes”, de María Elena Walsh)

Liberados de la pretensión de conservación, dice también Bergson, indudablemente, los niños y las niñas serán los primeros en entregarse a esa tentación de elidir la conservación y circular, junto con la literatura, con las propuestas alternativas del lenguaje literario “cuando tropieza”.
Otra perspectiva de la literatura infantil y el humor la da la lectura en voz alta: esa suerte de puesta en escena de los textos. Tal el caso del escritor y artista plástico Istvansch que lee aquí su libro ¿Has visto?

Y aquí leyendo su libro Mira adentro.

Más autores y autoras para leer y reír:

Graciela Repún, “El pez que no nada nada”

En la pecera encantada
Mi pez ya no nada nada.
Quisiera invitarlo a un viaje
Pero no le traje traje.
Dormir es lo que más ama,
Y para él, la escama es cama.

Ema Wolf, Historias a Fernández, 1994
Luis María Pesetti, El pulpo está crudo, 1990
Adela Basch, Abran cancha que aquí viene Don Quijote de la Mancha, 2002

Ema Wolf   Libro 2   Adela Basch

¿Cómo hacemos para seguir riendo en estos días de pandemia? Tenemos los libros pero falta algo del encuentro entre los cuerpos, esas cosas que devienen del contacto. ¿Cómo compensamos a los más chicos?

El neurólogo y psiquiatra Boris Cyrulnik decía, respecto de la resiliencia infantil durante la Segunda Guerra Mundial, que es necesario buscar lo que persiste adentro de cada uno/a, el potencial de la fantasía, para permanecer en “otro” adentro y prepararse para el nuevo afuera.

Mariana Cincunegui es Coordinadora artística y pedagógica de contenidos de infancia del Teatro Colón y, además, organiza y dicta talleres en forma independiente. A su lado, los niños y las niñas se transforman en protagonistas de expresiones artísticas que, según afirma parafraseando a Francoise Dolto, son imposibles de clasificar: “Ellos inventan expresiones propias”.

Durante esta pandemia, Cincunegui ideó un modo de trabajo online, proponiéndoles a los chicos y las chicas que fabriquen sus propias casas dentro de sus casas: interviniéndolas, iluminándolas, volviéndolas sus refugios.

Se puede ver parte del material de sus talleres y conocer sus propuestas en:

Spotify https://open.spotify.com/artist/0fv9IpZcT0j7PQDJXxZnBM
Twitter /twitter.com/maricincutaller
Facebook www.facebook.com/maricincutaller

adriana fernandez
Adriana Fernández (Buenos Aires, 1970). Se recibió de profesora de Castellano, Literatura y Latín en el Instituto Nacional del Profesorado "Joaquín V. González". Ha sido docente en la Universidad Nacional de General Sarmiento (UNGS), la Universidad Nacional de Lomas de Zamora y la Universidad de Buenos Aires. Actualmente es Gerenta Editorial del Grupo Planeta en la Argentina.