Poemas para niños y niñas (y para quienes quieran leer) - Cotelito

De la nada verde
por Adriana Fernández

Sobre Vuelvo como un jardín después del invierno, la intervención de Cotelito en el café del Museo Moderno

Había una vez
un lugar cerrado.
Así sus puertas
y cerrojos,
sus hierros
y candados:
callados.

Había una vez
un lugar cerrado,
sin ojos
en los patios y ventanas:
sin miradas.

Había una vez
un lugar cerrado,
sin ruidos
casi desarmado:
silenciado.

Nada adentro
y, de la nada,
nada... dicen.
Pero nadan semillas de nada
y crecen brotes
de nada
y florecen flores
de nada
y viene verde la nada,
verde muda y silenciada

Y verde quiere agua
y manos
y ojos que miren
la verde
hermosura
verde firme,
y aferrada.

Y para la nada verde
vienen por ella
varios cuerpos,
a cuidarla.
Manos para regarla,
y bocas
a suspirarla.
Verde cuidada
mirada.
Verde crece,
y patitas
la recorren,
verde nada que crece
de la nada nada.

Y verde y patas
y ojos, bocas,
van contra cerrojos,
hierros, puertas,
porque no hay nada
que verde
no abra.

Cotelito
Adriana Fernández (Buenos Aires, 1970). Se recibió de profesora de Castellano, Literatura y Latín en el Instituto Nacional del Profesorado "Joaquín V. González". Ha sido docente en la Universidad Nacional de General Sarmiento (UNGS), la Universidad Nacional de Lomas de Zamora y la Universidad de Buenos Aires. Actualmente es Gerenta Editorial del Grupo Planeta en la Argentina.
adriana fernandez